Connect with us
Portada de Please Excuse Me for Being Antisocial Portada de Please Excuse Me for Being Antisocial

Criticas de discos

Roddy Ricch, la reseña de ‘Please Excuse Me for Being Antisocial’

“Please Excuse Me for Being Antisocial” es el primer álbum oficial de Roddy Ricch. Aunque en todos los aspectos es un álbum debut, no faltan colaboraciones importantes. Los featuring destacados son los de Gunna, Lil Durk, Meek Mill, Ty Dolla $ ign y A Boogie With A Hoodie. Entre los productores, se destaca el nombre de Dj Mustard, con el que Ricch ha hecho “Ballin”, uno de sus singles más exitosos, al que se suman Art Jacob, Billboard Hitmakers, 30 Roc, Jasper Harris, JetsonMade, Anthony Beecham, Sonic , Fabio, Dj Shawdi P, Flexico, figurez lo hicieron, Nils, Oz, FOREIGN GOT EM, Kilo Keys, Yung Lan, GLYTTRYP, Niaggi y Pilgrim.

“The Box” es el sencillo que arrastró el álbum, subiendo a la cima del Billboard 200. En el centro de esta canción, como muchas otras pistas de “Please Excuse Me For Being Antisocial”, existe la habilidad de Roddy Rico en tocar con la voz, experimentando con líneas melódicas peculiares, junto al rapero con una musicalidad innata.

La influencia de Young Thug en la producción del rapero de Compton es fuerte, lo que demuestra un excelente gusto también en la elección de los instrumentos. Aunque hay puntos en los que es probable que algunos sonidos sean repetitivos, de alguna manera comprensible, dada la lista de 16 pistas. Desde la introducción es evidente la intención del artista de insertar un fuerte componente melódico en el disco, con un excelente equilibrio entre versos rapeados , estribillos puente y cantados.

De hecho, el álbum comienza con un piano que acompaña la voz de Ricch, hasta la primera caída, durante más de un minuto. A partir de ahí todo es cuesta abajo, con el patrón repitiéndose, en diferentes declinaciones, en las siguientes pistas: la tendencia hipnótica de “Start Wit Me” con Gunna, la ligereza de “Perfect Time”, el flujo cantado de “Big Stepper”, el estado de ánimo melancólico de” Boom Boom Room “.

Las letras de Roddy Ricch saben ser introspectivas, íntimas y reflexivas, a la vez que logran abarcar incluso los aspectos más celebrados del rap, sin generar ningún tipo de disonancia. El rapero reflexiona sobre el éxito logrado, sobre cómo esto ha cambiado su vida y la de su familia, desde los aspectos más frívolos hasta los más importantes, pero también sobre cómo, al regresar a su vecindario y mirar a su alrededor, todavía hay mucha pobreza y mala suerte a su alrededor.

“Prayers To The Trap God” es quizás la confesión más lúcida y abierta en el disco, una historia de cuánto le ha marcado la vida, cuánto han pagado sus familiares y amigos o aún están pagando el precio de la vida en la calle y lo imposible que es planificar y construir un futuro en ese mundo. “War Baby” cierra el disco, hablando sobre cómo ese pasado turbulento lo convirtió en lo que es, no lo niega, pero sabe que ya no es la persona que una vez fue.

Roddy Ricch nos cuenta una historia de venganza, una historia de hip hop hasta el núcleo, bien contada en ‘Please Excuse Me for Being Antisocial’. Pero es sobre todo una historia que acaba de comenzar, y que tiene mucho más que decir.

Las canciones de ‘Please Excuse Me for Being Antisocial’

01. Intro (02:15)
02. The Box (03:16)
03. Start Wit Me (feat. Gunna) (02:38)
04. Perfect Time (02:22)
05. Moonwalkin (feat. Lil Durk) (02:47)
06. Big Stepper (02:55)
07. Gods Eyes (02:15)
08. Peta (feat. Meek Mill) (03:18)
09. Boom Boom Room (02:47)
10. Elyse’s Skit (00:23)
11. High Fashion (feat. Mustard) (03:40)
12. Bacc Seat (feat. Ty Dolla $ign) (02:52)
13. Roll Dice (02:50)
14. Prayers To The Trap God (02:40)
15. Tip Toe (feat. A Boogie Wit da Hoodie) (03:05)
16. War Baby (03:15)

Criticas de discos

Nada Surf, la crítica del nuevo álbum ‘Never Not Together’

Nada Surf portada álbum Never Not Together

Es cierto que “relajante” no es el mejor adjetivo para describir un disco. La etiqueta del buen crítico dice que un álbum, para destacar, tiene que ser capaz de sacarnos de la inevitable zona de confort. Distorsionando, innovando, rompiendo con el pasado, poniendo algo que nunca se escuchó sobre la mesa. Y que nunca habrías pensado escuchar. Muy bien, por el amor de Dios: en la gran mayoría de los casos, los álbumes que hemos estado escuchando durante cincuenta años, han intentado parecerse a ese identikit.

Sin embargo, la historia de la música no se compone solo de hitos, sino también de muchos ‘buenos’ discos. Menos de lo que uno podría esperar, pequeños mosaicos que, estableciéndose entre una roca y otra, Lo mantienen todo junto. El nuevo trabajo de Nada Surf es así: “Never Not Together”, en conjunto, es una de estas obras bien hechas, con todo en orden. Tranquilizante.

El spin-off de “Peaceful Ghosts” había llevado a muchos a creer que Matthew Caws y sus amigos se habían cansado de interpretar el papel de paladines del indie rock de los noventa, de los inventos melódicos torcidos pero irresistibles, guitarras y coros crujientes para cantar en coros que han hecho la fortuna de personas como Rivers Cuomo. Cosas viejas, bueno, eso ha existido durante al menos treinta años. Pero Nada Surf sabe hacerlo bien como pocos.

Escucha gratis en línea ‘Never Not Together’ de Nada Surf

“Never Not Together” comienza con los seis segundos de silencio que preceden al ataque de “So Much Love”, que fluye rápidamente hasta los diseños de sintetizador elementales y efectivos en “Come Get Me”. “Live Learn and Forget” está acompañada por un piano manchado de clase y discreción desde el principio hasta el final de la pieza, excelente vecino de la acústica “Just Wait”, que anticipa “Something I should Do”, tal vez la canción principal del álbum, himno de pop a mitad de camino entre Fountains of Wayne y Posies que devuelve un Caws en gran forma, y ​​una excelente canción que nos lleva a la segunda mitad del trabajo. Después de los interludios de “Looking for You” y “Crowded Star” se nos presenta delante una fusión de bpm y volumen con “Mathilda” para terminar con “Ride in the Unknkow”.

No hay nada nuevo en “Never Not Together”, pero tampoco hay nada fuera de lugar: la escritura de Nada Surf ha permanecido igual que siempre, efectiva, humilde (en el sentido más positivo del término), desprovista de vuelos pindáricos o patines pretenciosos, refinados por años de práctica y que, afortunadamente, permanecieron inmunes a las tentaciones de moda o ambiciones fuera del alcance. También en este sentido, “Never Not Together” es tranquilizador: en tiempos en los que perseguimos, de manera muy peligrosa, la obra maestra de la época a toda costa, grupos como el de Caws y sus asociados, es mejor mantenerlos cerca.

Las canciones de ‘Never Not Together’

01. So Much Love (04:02)
02. Come Get Me (04:52)
03. Live Learn and Forget (04:21)
04. Just Wait (03:57)
05. Something I Should Do (04:31)
06. Looking for You (05:51)
07. Crowded Star (04:34)
08. Mathilda (06:09)
09. Ride in the Unknown (03:59)

Sigue leyendo

Criticas de discos

Crítica del nuevo disco de Justin Bieber ‘Changes’

Justin Bieber la portada de Changes

Hablando discográficamente, dejamos a Justin Bieber en noviembre de 2015 con “Purpose“, un álbum pop de alguna manera sensacional, porque funcionó más o menos en todo. Hubo la colaboración de Skrillex y Diplo que garantizó la frescura del sonido, incluidos r & b, synth-pop y dubstep bass, hubo una presentación con las estrellas en ascenso Halsey y Travis Scott, pero sobre todo hubo un Bieber que reflexionó sobre entre la madurez, el arrepentimiento y la introversión.

Desde entonces, una larga gira que ha cruzado el planeta, la interrupción debido al estrés, la revelación de ser afectado por una patología bacteriana grave (enfermedad de Lyme), luego la depresión, la versión estadounidense de “Despacito”, el compromiso con la joven modelo Hailey Baldwin y finalmente la reciente boda. En resumen, muchos cambios y, didácticamente, estos son el tema de “Changes“, anunciado como el disco del gran regreso.

El nuevo álbum de Justin Bieber ‘Changes’

Todas las canciones del sucesor ideal de “Purpose” reiteran el miedo a la enfermedad, la excelente atención que recibe el cantante, el cambio de su vida y, sobre todo, el amor de su vida, Hailey, a quien está dedicado el disco. Bieber lo repite sin cesar: en “Forever” dice ad libitum que quiere estar con su esposa para siempre, como en “Take it out me me”, mientras que en “That’s what love is“, el buen Justin – 26 años en un par de semanas – revela cómo el amor es diferente de la atracción física, como en “Habitual“.

Un Justin Bieber renovado

Estamos encantados con su nueva felicidad, bien entendida, y con que su historia de ex estrella bebé no da un giro negativo. Desafortunadamente, esta repetición de contenido también afecta la parte musical de las canciones que, persiguiendo el sonido del momento, no van a ninguna parte, pero continuamente giran en tondo.

Todas comienzan con un buen ritmo mid-tempo y una carga de sintetizadores , seguidos por la llegada del enésimo artista invitado (Quavo dei Migos en “Intentions“, Post Malone y Clever en “Forever”, Lil Dicky en “Runing over“, Travis Scott en “Second emotion”, Kehlani en “Get me”) y luego la canción termina, sin ninguna evolución.

Entre los productores del disco encontramos, entre otros, a Adam Messinger, los Audibles, Boi-1da, Nasri Atweh, ​​Poo Bear y Sasha Sirota: no los creadores de éxitos habituales del pop internacional, sino productores y beatmakers con colaboraciones activas con estrellas del mundo hip hop de la década de 2000 como Pitbull, Chris Brown, Iggy Azalea, Jay-Z y Drake.

Aunque la producción sigue siendo de un buen estándar para un álbum pop contemporáneo (el mundo del sonido es más o menos el de The Weeknd, por así decirlo), los matices, desarrollos y personalidad faltan por completo (más evidentes en ‘Purpose’). Solamente muchos bajos y sintetizadores que nos vuelven locos.

A veces hay alguna variación en el tema como en “At least for now” con un arreglo que recuerda al de Coldplay de “Mylo Xyloto”, pero esto también se detiene cuando debería explotar.

‘Changes’ hará números importantes en cuanto a streaming, no tenemos dudas al respecto (Bieber es muy fuerte en Spotify y en YouTube), pero este álbum no despega, nunca, a pesar de sus 17 canciones.

Las canciones de ‘Changes’

01. All Around Me (02:16)
02. Habitual (02:48)
03. Come Around Me (03:20)
04. Intentions (feat. Quavo) (03:32)
05. Yummy (03:28)
06. Available (03:15)
07. Forever (feat. Post Malone & Clever) (03:39)
08. Running Over (feat. Lil Dicky) (02:59)
09. Take It Out On Me (02:58)
10. Second Emotion (feat. Travis Scott) (03:22)
11. Get Me (feat. Kehlani) (03:05)
12. E.T.A. (02:56)
13. Changes (02:15)
14. Confirmation (02:50)
15. That’s What Love Is (02:45)
16. At Least For Now (02:29)
17. Yummy – Summer Walker Remix (03:29)

Sigue leyendo