Síguenos

Cultura

El inglés ya no es el idioma dominante en la música

Publicado en

- el

Un texto en inglés

Los últimos premios internacionales han destacado una nueva realidad para la que nadie estaba preparado: el inglés ya no es el idioma de referencia para la música. Un fenómeno que sorprendió a todos, pero que fue el resultado de un cambio impulsado, principalmente, por la globalización del mercado del online entertainment.

¿Qué trajo el inglés a un segundo plano?

Hablar de ‘segundo plano’ para el idioma inglés no es del todo correcto. Esto se debe a que el inglés se ha adoptado como el idioma oficial de los negocios y en colegios, universidades y academias de todo el mundo. Así como en el lugar de trabajo, tiene una gran demanda. Pero volvamos a la escena musical y a cómo el inglés está perdiendo terreno gradualmente.

Estudia inglés

La cultura popular y su banda sonora, el pop, está dominada por el idioma inglés. Siempre lo ha estado. Las canciones de las películas están en inglés y las bandas sonoras de Hollywood también. En cada generación después del grupo Abba, hasta los músicos de países de habla no inglesa han buscado y logrado un éxito mundial cantando en el idioma del mercado inglés, el más grande del mundo. Un éxito que no hubiera llegado nunca, cantando en su lengua materna.

Algo ha cambiado entre los nuevos músicos en el mundo de hoy, donde la industria es impredecible e Internet ofrece la oportunidad de evitar medios convencionales. Ellos conocen bien el valor de compartir y trabajar tu propia imagen y lo que puede hacer una canción viral en YouTube o un concierto en Instagram Live.

Nuevos idiomas para nueva música

Gracias a este boca a boca digital, las canciones que pertenecen al mundo asiático, como el K-Pop, son cada vez más exitosas. YouTube, Facebook, Spotify, Apple Music… Todas estas redes sociales están ayudando a que la música asiática sea cada vez más popular. Ejemplo de ello, la próxima colaboración entre Lady Gaga y las coreanas Blackpink.

Un futuro que tendrá más “color”, considerando que muchos cantantes también han declarado que quieren aprender más idiomas. para poder llegar a un público siempre más amplio.

Este objetivo de romper los límites geográficos de audiencia y fans  es probablemente el secreto de la música moderna y la receta que llevará a los cantantes 2.0 a un verdadero éxito mundial. De hecho, aunque una vez las personas solo querían escuchar música, hoy quieren entenderla y ver las emociones transmitidas, no solo las melodías. De acuerdo con las plataformas de estudio más populares, como Preply.com, el idioma más estudiado y solicitado por los estudiantes sigue siendo el inglés, una elección también hecha para un gusto “más musical” y por lo tanto inducido a conocer un idioma que, para bien o para mal, siempre es presente en la vida cotidiana.

El lenguaje musical del mañana

¿Te preguntas cuál será el lenguaje musical del futuro? Algunos programas como Eurovisión nos han mostrado cómo los idiomas a veces son solo un detalle. De hecho, muchos cantantes han triunfado con idiomas hablados por una minoría en Europa. Son eventos como estos que han empujado a las personas a interesarse por los cantantes y las canciones que no son parte de su país y su repertorio musical, para explorar nuevos territorios.

Por el momento, la música asiática es la que se está haciendo más fuerte, pero esto no significa que sea la única en la carrera en conseguir más y más seguidores. También tenemos música española y latina, con su reguetón y sensualidad, muy querida en todo el mundo, con un mercado inmenso en Estados Unidos, un país poco a poco conquistado internamente por los millones de inmigrantes que, hoy en día, representan una comunidad muy influyente. Una presencia que, inevitablemente, tocará muchos aspectos de la cultura y de la identidad popular.